Un pequeño adelanto...

También Lucharon

Nociones Discapacidad

Apenas son las tapas que he diseñado para dos de mis futuros libros, los cuales van madurando poco a poco como el buen vino. Por supuesto, sin contar con un texto simple que verá la luz en los próximos meses destinado a la orientación de las personas con discapacidad y sus familias en nuestro país sobre los trámites, picardías y otras experiencias que solemos transitar durante nuestras vidas.

El primero, “También lucharon”, será un recorrido histórico para tener en cuenta la lucha del Frente de Lisiados Peronistas y otras y otros militantes que supieron poner el cuerpo en la década de los ‘ 70, pero también un análisis de la coyuntura de ese entonces en términos políticos y económicos vistos desde una persona con discapacidad como quien esto escribe, mientras que el segundo, “Nociones de discapacidad”, será una ampliación del texto que les comentara anteriormente que será destinado a estudiantes, docentes, militantes y todo aquel que quiera y sienta saber sobre lo que le pasa a quienes adquieren algún tipo de discapacidad. Serán palabras simples para conceptos complejos en ambos. Tal vez, alguna parrafada científica se me va a escapar pero basta con preguntarle a este servidor.

En el horno, quedan mis memorias sobre mis años de docente en la escuela media pues ellas verán la luz, cuando obtenga la jubilación. Por ahora, resulta inconveniente dar a conocer algunas cosas. Instinto de supervivencia que le dicen... Experiencias, vivencias y trucos de un docente con discapacidad que, no tengo dudas, serán bienvenidos para quienes se atrevan a dar clase en la escuela común. Y por último, quedan mis poesías de hace más de 30 años, pues falta la transcripción y selección temática de cada una de ellas. La enorme variedad hace imposible titular el libro. Pueden ser uno, dos o tres. No lo sé.

Por todo esto, va a bajar el ritmo de mi actividad periodística en Gacetillas Argentinas. No me queda otra opción que redistribuir el tiempo para lograrlo. Van a ser ediciones de autor porque sabemos que este tipo de publicaciones no le interesa a ninguna editorial y todas quieren cobrar la impresión. Veremos como verán la luz a medida que se vayan escribiendo y terminando.

Prefiero aprovechar mis pocas o muchas neuronas en dejar algo para todas y todos. Que sea útil y, a la vez, se constituya en testimonio vivo de la lucha para los que están y por los que vendrán. Será otro acto revolucionario, como bien afirma el compañero y amigo Alfredo Grande. Y de eso no me quedan dudas...

¡ Hasta la victoria siempre “Cachito” Fukman !

Cachito Fukman

Foto: CORREPI

Se nos fue un imprescindible, un militante de fierro que, desde la Asociación de Ex - Detenidos - Desaparecidos y el Encuentro Memoria, Verdad y Justicia, supo encabezar las luchas por los Derechos Humanos de ayer y de hoy.  Siempre con pocas y sabias palabras, cuando intervenía en alguna reunión o le realizaban alguna entrevista.

Me enteré durante la emisión de Incluyendo, el programa que conduzco y que se emite por Barricada TV, pero no había ningún tipo de confirmación y como es mi costumbre, prefiero que se constate lo ocurrido antes que darlo a conocer al aire. Mientras tantos genocidas de ayer y de hoy siguen con vida, hoy estoy triste porque se fue un impulsor de las luchas populares.

Recuerdo, como si fuera ayer, la entrevista que le realizara durante una de las Jornadas Culturales por la Aparición con Vida de Luciano Arruga. Corto y conciso, su voz cortaba el aire como un cuchillo entre los dientes. Ese mismo espíritu lo advertí durante la organización de la marcha por el 25º aniversario del asesinato de Walter Bulacio. Su palabra justa nos guió para llegar al objetivo de conmemorar al joven que fuese detenido y asesinado por el Comisario Expósito de la Seccional 35ª de la Federal, y lanzar la Campaña contra las Detenciones Arbitrarias.

La tenía clara. Sobreviviente de la ESMA, era un referente ineludible a la hora de las tácticas y las estrategias. Nos quedará el recuerdo del militante incansable, del luchador a brazo partido y del hombre que supo dar testimonio del genocidio durante la última dictadura cívico, militar y religiosa.

De mi parte, acompaño el sentimiento de las y los compañeros y familiares en este triste momento, pero "Cachito" estará siempre con nosotras y nosotros. Encabezará las marchas desde donde se encuentre y su luz nos guiará hacia la victoria.

¡¡ "Cachito" Fukman presente !! ¡¡ Ahora y siempre !!

Otro día de emociones: Viene Alfredo Grande a Incluyendo

Programa 13 - 07 - 16

Si la tele se ha transformado en mi terapia, con el compañero Alfredo Grande ni se imaginan lo que va a ser el programa de hoy. No nos conocemos de un día. Fue el primero que apoyó mi ingreso a la docencia, el que me acompañó en la primera parte de mis problemas actuales de salud y el que me permitió, al invitarme, ser protagonista de los 30 años de Ático, esa cooperativa que es su motor vital.

Y sigo abriendo camino a machetazos para visibilizar la discapacidad. Hoy, con otro punto de vista, con otra visión que no siempre es comprendida. Lo único cierto es que tengo una lucha compartida y puede llegar a quienes quieran vivir por deseo en lugar de obedecer los mandatos.

No es un día común. Es otro tan especial como el del pasado miércoles con Vicente Zito Lema. Son referentes ineludibles de militancia que, a pesar de no estar en las mejores condiciones, trato de imitar o por lo menos, de intentarlo.

Por eso, no es poca cosa entrevistar a un gigante. Y son cosas que disfruto a pleno. Al menos, es otra caricia al alma que necesito en el medio de tantas pálidas que me agobian.

Pero ello no sería posible sin las y los compañeros de Barricada TV. Ellas y ellos fueron y son los que apoyan e impulsan este proyecto televisivo que muy pocas y pocos se atreven a llevar a cabo.

Sigo cumpliendo sueños. Otros, espero, se cumplirán dentro de poco a pesar de mi eterno escepticismo. Pero lo importante es tratar de seguir viviendo a pesar de todas las maldades del capital. Y todavía no me ha vencido. No es un dato menor en tiempos de resistencia acelerada contra la voracidad del exterminio continuado que estamos viviendo en nuestro país.

La TV comunitaria como terapia

Incluyendo - Zito Lema 4

Incluyendo desde el panel de control en la entrevista a Vicente Zito Lema

La semana pasada entrevisté a Vicente Zito Lema y la anterior, a Oscar Ciancio; ambos, con una amplia militancia política y social que admiro profundamente. Son esas pequeñas alegrías que disfruto con Incluyendo, a pesar de mi precario estado de salud. Y se viene Alfredo Grande para este miércoles, que no es poca cosa en estos tiempos.

Si bien no es fácil describir las emociones y sensaciones que encuentro frente a las cámaras, puedo decirles que es otra forma de dar clase. Con las y los pibes, por desgracia, ya no puedo y la angustia me carcome. Es otra forma de mantenerme vivo pese a las circunstancias que me toca vivir. Una brisa de aire fresco, gracias a las y los compañeros de Barricada TV.

Sucede que lo considero como una terapia sin psicólogos. Es una forma de expresarme y otra modalidad de lucha frente a las iniquidades del poder contra un colectivo que integro y que, cada vez más, se encuentra invisibilizado e indefenso. La previa, preparando lo que se va a difundir al aire y las entrevistas -ahora, con machete a mano porque la memoria me falla- son esa caricia al alma que tanto necesito en estos momentos.

Con el compañero Ciancio, hemos tenido una charla fecunda que seguramente continuará en el tiempo. Lo conocí en uno de los tantos encuentros que organiza el compañero Grande en Ático, esa cooperativa que nunca descansa. Lo mismo me pasó con el compañero Zito Lema.

Las risas, la alegría del momento compartido y el aprendizaje mutuo me ayudan a continuar la lucha porque ellos son luchadores natos. Desde el Borda al Puente Pueyrredón, desde aquellos años ' 70 a la actualidad ha pasado mucha agua bajo el puente. Soy hijo de los ' 60 y de los ' 70. Por eso me resulta inevitable, cada tanto, regresar a aquellas décadas para repasar los aciertos y errores que nos llevan a este penoso presente que sufrimos las y los argentinos.

Pero esta terapia es grupal. Quienes me acompañan en esta lucha, desde hace 4 años, saben que no los voy a defraudar como cierto riojano vendepatria que todavía sigue impune. Tal vez, aprenden mucho más que lo que yo puedo llegar a aprender. Para lo técnico, soy demasiado bruto y no es lo mío. En cambio, hablar y explicar es algo que me sale naturalmente. No soy actor, pero podría llegar a serlo. Por algo dicen que las y los docentes somos actores frustrados, aunque Alfredo Grande es la gran excepción a esta regla.

Y la TV comunitaria tiene ese no se que, ese halo tan particular que llama e incita a continuar haciéndola. Se me está transformando en un vicio difícil de evadir. Pero eso es bueno. Es la mejor señal que todavía estoy vivo y puedo seguir combatiendo al capital...