24 de Marzo: Yo no olvido

Poblete - Marcha

Por el Prof. Juan Carlos Sánchez

@profejuanca 

Con la imagen que ilustra esta nota, iré a marchar a la Plaza de Mayo. Si los discursos omiten a la discapacidad, no cabe otra salida que hacerla notar de forma clara y contundente porque es un olvido sistemático que se viene repitiendo todos los años.

Sé que somos invisibles, que nos miran como bichos raros, que nos esquivan la mirada y que nos desprecian. Cuando reclamábamos por nuestros derechos, alguna persona conocida nos decía que se lo hiciéramos saber "a los milicos del Proceso".

Pero no puedo olvidar la historia de José "Pepe" Liborio Poblete Roa, fundador del Frente de Lisiados Peronistas y que fuese secuestrado el 28/11/78 junto a su esposa Marta Gertrudis Hlazic, cuya hija Claudia Victoria fuese apropiada y que luego, años más tarde, recuperaría su identidad.

El bar del Servicio Nacional de Rehabilitación fue uno de los lugares en donde se reunían los conocidos como los Rengos de Perón. Desde allí, fueron fogoneando la lucha por el cupo laboral para las personas con discapacidad en la Administración Pública Nacional y en el sector privado. 4% en el Estado y 2 % en las empresas. Pero eso no le cayó nada bien a la burguesía.

Lo mismo ocurrió cuando intenta fundar la Unión Socioeconómica del Lisiado y mucho más tarde, la Unión Nacional de Discapacitados.

Por estas luchas, fue llevado al CCDTyE Olimpo en donde el "Turco" Simón y el conocido "Colores" hicieron de las suyas con él. Le decían El Cortito y lo hacían rodar por las escaleras. Algunos de los represores se había llegado a quejar: ¿Qué nos van a traer? ¿A todo ALPI ?.

No puedo olvidar esta lucha como integrante del colectivo de las personas con discapacidad y mucho menos, que ello sea omitido en los discursos, al igual que la problemática del quite y revisión de pensiones por discapacidad.

Sé lo que es ser mirado como alguien diferente y con mucho desprecio. Ser ignorado y sin tener respuestas a las preguntas que hacía. Lo viví. No me lo contaron.

Y por eso hoy marcho con el Encuentro Memoria, Verdad y Justicia. Para intentar reparar esta omisión histórica porque este año se cumplen 40 años de la desaparición del compañero, de ese luchador que no quería abandonar Ezeiza para poder acercarse a Perón, a pesar de haber perdido sus piernas ortopédicas en el camino. Lo tuvieron que meter a la fuerza en una ambulancia para salvarlo de la masacre posterior.

Si bien soy marxista - leninista, no puedo omitir esta lucha sin cuartel que llevó a cabo contra la burguesía. Si bien sus propuestas fueron llevadas adelante por el entonces Senador Nacional Oraldo Britos, tampoco se puede dejar de lado ese esfuerzo que hizo junto a sus millitantes.

A 40 años, José Poblete ¡ Presente !. Y que vayan recuperando la memoria, quienes se creen luchadores por los derechos de las personas con discapacidad, los mismos que hablan por izquierda y cobran por derecha...

¿Cuál es la diferencia entre 1976 y 2018?

Macri - 1976

Por el Prof. Juan Carlos Sánchez

@profejuanca 

En principio, podríamos decir que hay unas cuantas y no, tan sólo una...Vicente Zito Lema viene hablando, desde hace tiempo, de la existencia de una dictadura civil y es una afirmación que comparto plenamente por cuanto la burguesía de 1976 ha tomado el poder y sus títeres vienen por todo y por todos. Lo vienen demostrando desde hace rato, aunque lo hacen de otro modo: antes, eran las botas, las que dominaban la vida y los bienes de nosotros; ahora, lo hacen las corporaciones mediante la ceocracia existente.

Pero es evidente que ha tomado nota que la represión puede ejercerse de varias formas. O mejor dicho, administra el terror mediante la violencia estatal hacia jóvenes pobres, con la Policía, la Prefectura y la Gendarmería como también a través de la ejercida por intermedio de los despidos y suspensiones en el mercado de trabajo, para bajar el salario real y maximizar la tasa de ganancias de los explotadores de turno.

La cuestión de la nación mapuche es un claro ejemplo de lo primero, pues el objetivo es una nueva campaña del desierto que asesine a los integrantes de los pueblos originarios. Primero, fue la desaparición y asesinato de Santiago Maldonado; luego, la feroz represión que acabó con la vida de Rafael Nahuel y por último, la injusta detención del Lonko Facundo Jones Huala que emana un fuerte color político, teniendo en cuenta que responde a los deseos de los Benetton y de Michelle Bachelet.

Por otro lado, la seguidilla de despidos en el Estado, ya sea en el Hospital Posadas, Fanazul, Yacimientos Carboníferos Río Turbio y otros organismos incentivó al sector privado para el despido masivo de trabajadores, como el caso de AGR Clarín o Pepsico Snacks. Entre la toma de Aluar y la militarización reinante en el sector público y privado existe solamente la diferencia de no secuestrar a delegados sindicales aunque, por supuesto, no faltaron las amenazas e intimidaciones.

El genocidio iniciado el 24 de marzo de 1976 continúa intacto en democracia. Cambió de piel. Meras apariencias. Pero lo importante es, aquí y ahora, la existencia de la doctrina del plomo proclamada por la Ministra Bullrich como método sistemático de represión interna que algunos organismos de Derechos Humanos tildaron de "estado de excepción". Y no es así. Es un gobierno autoritario, según la Ciencia Política, que ha tomado la suma del poder público gracias a los DNU y a los avales parlamentarios, cobijados por la marea informativa de los medios hegemónicos.

Macrismo y kirchnerismo han formado una sociedad perfecta con la burguesía. Son burgueses hasta la médula y encima lo expresan con su habitual cinismo e hipocresía.

La saturación policial, como de Gendarmería y Prefectura, sumados a la parafernalia de cámaras en todas las esquinas porteñas habla de un Estado represor. Con matices, ocurre lo mismo en el interior del país, como en Jujuy o Santa Fé. Hasta podríamos decir lo mismo de la provincia de Buenos Aires

¿Cuál es el objetivo de la burguesía? Imponer el regreso al conservadurismo del siglo XIX por la fuerza. Y ello va a revelarse pronto en cuanto se sancione la Reforma Laboral que, no por casualidad, pretenden tratarlo en el Congreso Nacional durante el Mundial de Fútbol 2018 que se llevará a cabo en Rusia.

Si queremos simplificarlo, la diferencia es una sola: sin botas, sin desaparecidos y con un enorme costo social al igual que durante la década de los ' 90. Y solamente la lucha en las calles es la que puede impedir que dicha imposición se lleve a cabo en su totalidad.

8 M: Aborto, Ni Una Menos y el rol de los varones

paro-de-mujeres-la-convocatoria-en-el-8m

Foto: Perfil

Un amigo peroncho me preguntó si iba a escribir algo acerca del aborto. Tan sólo le respondí: veremos… Ocurre que no resulta fácil hacerlo por cuanto soy varón y para colmo, con tres discapacidades. Por ende, conviene separar los tantos para que se entienda mi posición, la cual también incluye mi experiencia de vida.

Aborto

Es bastante conocida mi postura como abortista. Reconozco el derecho de la mujer a decidir sobre su propio cuerpo. Para mí no es algo nuevo, pues he conocido a mujeres que han abortado. La cuestión pasa por el clasismo existente: aquellas de clase alta y media pueden hacerlo pagando en cualquier clínica privada, sin recibir objeciones, mientras que las de clase baja y trabajadoras no tienen los medios para hacerlo. Así se mueren 500.000 integrantes del género femenino por año en nuestro país.

La movilización del 8 M fue multitudinaria y marcó un hito importante en esta lucha que llevan a cabo desde hace años. Sin embargo, las posturas de los distintos convocantes me llevan a una pregunta: ¿porqué no podemos acompañarlas?. Varios argumentos se esgrimieron para ello. Que querían evitar a los violadores, a los pajeros y otras yerbas en el caso de aquellas que iban con sus tetas al aire, mientras que otras posturas invitaban claramente al acompañamiento varonil. En el caso de la primera, hay algo cierto: si hoy día todavía hay varones que no entendieron que la mujer tiene la sartén por el mango y no respetan cuando dicen no ante cualquier propuesta, resulta aceptable esta posición pero también la segunda tiene su acierto: se podía haber hecho un paro con varones y no limitarlos a que realicen las tareas femeninas para que vayan a marchar.

Desde hace años, abogo por el derecho al aborto libre, seguro y gratuito. De allí, la gran importancia del proyecto de ley sobre Interrupción Voluntario del Embarazo (IVE) elaborado por la compañera Myriam Bregman, junto con las distintas organizaciones feministas. Se trata de garantizar el derecho a abortar a aquellas mujeres que deseen hacerlo en un hospital público. Desde luego, la Iglesia puso el grito en el cielo y volvió a aparecer la chica del bebito, hija de Alberto Rodríguez Varela, quien fuera ministro de Justicia durante la dictadura genocida bajo el mandato de Videla. Nada extraño en una sociedad conservadora e hipócrita que alienta la vida por un lado y por otro, después critican a las madres solteras porque tienen hijos, con la excusa que lo hacen para cobrar planes sociales…

Se trata de respetar el NO de las mujeres ante lo que sucede con su cuerpo. Ellas deciden. Inclusive, en el caso de las mujeres con discapacidad mental leve que, en general, son víctimas de la violencia intrafamiliar y luego, cuando se enteran del embarazo, estalla el escándalo con el consiguiente riesgo para ellas. Y es algo que no fue mencionado en el medio de la ola de reclamos que se escucharon.

Ni Una Menos

Otra problemática que tiene el género femenino son los feminicidios y los travesticidios. No existe respuesta estatal al respecto. Ni policial, ni judicial. Ya sabemos lo que ocurre en las comisarías y en los juzgados. Reinan los prejuicios antes que tomar en cuenta la palabra de una mujer. Y se exponen a preguntas que, cuando menos, son inquisitorias para lograr que desistan de hacer la denuncia. Si tienen éxito, apenas les otorgan una perimetral al acosador, la cual generalmente es violada con facilidad y ni hablar, de las redes de trata amparadas por el poder de todo tipo.

Hoy día, nuestra juventud varonil no ha entendido que debe dejar de insistir ante el No. Las propuestas indecentes son moneda corriente en una sociedad patriarcal, como la nuestra, que reduce a la mujer como un mero objeto de deseo sexual. Pero no podemos perder de vista que patriarcado y capitalismo van de la mano, porque el segundo ha distribuido los roles del hombre y la mujer. Por eso es importante tener en cuenta que la solución pasa por la destrucción del sistema burgués.

Nuestra sociedad no reacciona ante cada asesinato de mujeres. Está tan naturalizado como las golpizas que reciben. Son tan seres humanos como los varones. El algo habrá hecho es una consecuencia de la dictadura genocida y se perpetúa en materia de género. La hipocresía es moneda corriente, a punto tal que se caracteriza a las féminas por su pollera o su escote. Para pensarlo…

El rol de los varones

Lo que debe cambiar es precisamente como jugamos los varones ante las mujeres. Muchos insisten con coger a la primera cita. Otros, si ellas se hacen rogar, siguen insistiendo. Pero tenemos que entender que su NO es NO. Y respetar su decisión porque son personas capaces y pueden decidir su destino.

Debo confesar que nunca tuve suerte con las mujeres. No tengo la mejor figura. No soy el hombre que desean y si encima, le sumamos la discapacidad ello hace que se alejen. Hasta perdí la costumbre de la labia. A veces, quieren sacarme a bailar como si fuese un monigote. Pero no sé bailar, por ejemplo… Sí tengo el respeto por ellas y por eso dicen que no muerdo, que no soy peligroso. Por ello suelo tener amigas, pero novias jamás. Que hay recuerdos que flotan en mi mente, es cierto… Mi defecto es comparar y allí todo se va al diablo.

Regordete, con unas cuantas canas y desconfiado como todo hipoacúsico, no soy el modelo ideal para ellas. No pierdo las esperanzas. Alguna aparecerá en el medio de la militancia o de mi círculo de amigos. Aunque estoy cómodo con mi soledad, tampoco es bueno que ande solo.

Tres reflexiones para pensar. El debate está abierto. Y veremos si todavía el vetador serial no pone palos en la rueda, al prestar oídos a la Iglesia. Por supuesto, tampoco podemos olvidar del negocio del aborto clandestino, que es muy grande y tiene muchas influencias. E invito a los varones para ponernos las pilas y dejar de acosar a las minas. Que ellas decidan. Es lo mejor que podemos hacer, al igual que acompañarlas en sus reclamos.

Entrevista al Prof. Juan Carlos Sánchez, sobre la doctrina del plomo, por Andrés Sarlengo (Contrapuntos)

Balas

Foto: APE

"Con esta doctrina del plomo que pregona la Ministra Bullrich..."

Andrés Sarlengo conversó con el Prof. Juan Carlos Sánchez sobre diversos temas de actualidad: represión, reforma laboral y los medios de información.

Yo no me rindo

Norma Arrostito

Norma Esther Arrostito

"Yo no me rindo. Yo no colaboro. Mi nombre es Norma Esther Arrostito. Mi nombre de guerra es Gaby. Mi grado es capitán del Ejército Montonero. Esta es la única información que les pienso brindar"

Con esas palabras desafió a los esbirros de la ESMA y cuando las leí, pensé lo mismo ante este desastre organizado que me carcome el alma de modo tal que, con las diferencias de épocas, estoy viviendo al igual que muchas y muchos compañeros. Podría decirles que será ese incentivo que me faltaba. Si pudo ella, también puedo seguir luchando desde lo periodístico y cuando mi salud lo permita, desde lo real participando de marchas y protestas.

El silencio no es salud. Y en alguien comprometido con los Derechos Humanos y las causas justas resulta imperdonable. Callar, a estas alturas, implica complicidad y dejarle el espacio al poder para que pueda continuar su macabra obra. Eso lo he aprendido de Adriana Calvo, Cachito Fukman y Nilda Eloy, como también de otras y otros compañeros que suelen estar a la altura de las circunstancias que vivimos.

Yo no me rindo. Seguiré adelante como pueda para continuar enseñando a luchar a las futuras generaciones. Si bien ya estoy retirado de las aulas, lo virtual puede contribuir a iluminar las mentes apagadas, a despertar los deseos dormidos y a que encuentren el camino soñado por nuestros 30.000 compañeros detenidos - desaparecidos.

Yo no colaboro con quienes son partícipes y cómplices de la hipocresía, el cinismo y la impunidad. Son seres despreciables que odian sin parar pero lo disimulan cuando les conviene. Sabemos quienes son y lo que pretenden, mientras no pierden ocasión de mirarse el ombligo en lugar de recorrer las calles. Basta una simple caminata para darnos cuenta de lo que está aconteciendo en nuestro país.

Mi nombre es Juan Carlos Sánchez. Mi nombre de guerra es Profe. Mi grado es docente egresado del “Joaquín V. González” y periodista alternativo, a fuerza de mis escritos que circulan por las redes sociales y de mis audios que se difunden por varios medios. Y esta es la única información que les pienso brindar a aquellos que navegan en el odio y el desprecio hacia el pueblo y los trabajadores, los pobres, los pueblos originarios y las personas con discapacidad.

Y los invito a no rendirse, a unirse contra ese enemigo que es el capitalismo y su fase superior, como enseñó Lenin, el imperialismo. Tal vez, dejando los egos y los electoralismos oportunistas, así podremos cumplir ese sueño de la Argentina Socialista.

Columna del 10/02/18 en Contrapuntos

Odio

Odio, luego existo

Les dejo mi última columna en el programa Contrapuntos, que se emite por FM Nostalgia - www.fmnostalgia.com.ar -, conducido por Andrés Sarlengo.


El dolor de ya no ser

nuestra-historia-termino-con-puntos-suspensivos

Me jubilé y esperaba alguna despedida en alguno de los dos colegios en los cuales he trabajado durante mi vida docente. De uno, ya lo descartaba porque la mayoría de las y los colegas ya se habían jubilado hace rato y de otro, donde cursé mis estudios medios, mi querido "Hipólito Vieytes" tenía la ilusión de compartir un fin de año diferente con el clásico homenaje a las y los que dejaron paso a las futuras generaciones.

Pero se olvidaron de mí. Es cierto que también me estaba fugando, como producto de mis dolencias físicas y psíquicas, pero ello no justifica que ni siquiera me hayan llamado o convocado a la fiesta de fin de año. También lo es el hecho que muchas y muchos se fueron yendo, mientras seguía cultivando mi perfil bajo. Le tengo poco afecto al chusmerío, por eso siempre me alejé de la sala de profesores.

Por supuesto, que me invadió la rabia, la bronca y la indignación ante este olvido. Hace rato que ya perdí la paciencia, pero me mató la indiferencia con la cual me encontré. La presentía, pero no quería darme cuenta.

Y me afloraron las preguntas: ¿Será que no integré alguna "cofradía"? ¿Habrá sido porque pienso distinto de muchas y muchos de los que hoy están en el colegio? ¿Será porque siempre estuve del lado de la memoria, la verdad y la justicia en el medio de la herencia pesada que aún reina en el Vieytes?.

No tengo muchas respuestas. Tal vez, alguna certeza. La que me indica que hice bien las cosas. Siempre fuí, y seré, políticamente incorrecto. Me quedan pocas y pocos amigos entre quienes hoy están en el colegio. Algunas y algunos ya no están. Pero la rabia y la indiferencia continúan en mí.

No importa. Como dicen las y los pibes, ya fué... Pero la bronca queda. Ya, a un año de jubilado, nada puedo esperar. Otra foto menos en la cual no voy a estar, pero me hubiese gustado compartir una noche de recuerdos más allá de pensar distinto con quienes compartí pasillos y aulas.

Nunca me interesaron los honores. Menos aún, ahora... Nunca quise crecer como directivo, porque no sirvo para botón, vigilante o yuta. Si mi salud fuese otra, hubiese seguido dando clase y charlar con las y los estudiantes. Pero no pudo ser.

Pero me quedó el sabor amargo del dolor de ya no ser...